Monday, March 08, 2021

8 de Marzo 2021. El Día Internacional de la Mujer.

 

En memoria de las mujeres que construyeron este día, con sus luchas, sus huelgas y sus vidas. En memoria de aquellas que han conmemorado desde entonces. En homenaje a todas las que siguieron en la lucha de liberación de la mujer y en homenaje a todas la mujeres del mundo que hoy se levantan en contra de sus asesinos, los machistas, los abusadores y violadores; en homenaje a las que se levantan día a día en contra de los que reprimen con balas y gases tóxicos a las que luchan por sus derechos, los gobiernos, los Estados y sistemas sociales abusadores y violadores de los derechos humanos de las mujeres. Gracias a todas ellas, existe el Día Internacional de la Mujer y existe la Honra y Lucha Internacional de las Mujeres.


********************************

Saturday, October 03, 2020

Se fue septiembre


Se ha ido septiembre del 2020. Fue un mes tan triste como otros septiembre; sólo que este fue en encierro, en un estado de sitio de meses por un virus que apareció nadie sabe de donde, pero nos dejó detenidos en el aire y en el tiempo, en el miedo y en la muerte. Se fue septiembre del 11, septiembre del golpe, de la derrota y de la muerte. De la derrota de un sueño que cayó con un golpe, septiembre de una independencia que no es en septiembre, ni en el día ni en el mes. Se fue hasta volver el próximo año, con el triunfo de la UP en el cuarto día, sus once días de democracia y sus últimos nueve días de primavera, con flores y brotes.

Angélica Palleras


Sunday, July 05, 2020

Las Ollas Comunes y el coronavirus en Chile...

En Chile tenemos un presidente que en medio de estertores y espasmos musculares ordena reprimir y gasear a quienes se opongan a sus designios absolutistas y criminales para enfrentar una pandemia que ha matado más gente que la dictadura de Pinochet.

Es que él junto a su equipo de gobierno son los cerebros que hicieron funcionar la dictadura y hoy, para enfrentar al covid19, son los que han mandado al pueblo a encerrarse a sus casas luego de haberlos despedido de sus empleos para que cobren un misero seguro de cesantía que no alcanza más allá de unos días. Con la mentalidad criminal que el gobierno tiene, obliga a que la gente esté encerrada, sin comida, sin medicamentos y sin apoyo social. Pero, apareció el apoyo entre si y surgieron las ollas comunes, en cada población y en cada barrio.

Entonces los gobernantes con su descontrolado presidente reprimieron las ollas y las voltearon, las votaron y se llevaron presos a los cocineros y cocineras, pero surgieron miles de ollas comunes más, lo que hizo pensar al cerebro dislocado del presidente en un control administrativo de las ollas, un informe policial que detalle quién cocina, quién ayuda con los materiales para cocinar y quienes reciben los platos de comida, además y sólo por un día, organizó una olla común en un recinto policial para que vean que los policías también son buenos.

Pero las ollas comunes libres e independientes siguieron su camino y están en todos los barrios, pueblos y ciudades. Para que nadie muera de hambre ni de soledad.

Angélica Palleras
En tiempos de pandemia

Sunday, November 10, 2019

El obstáculo es Piñera

El obstáculo es el Presidente Destacado

By Arturo Alejandro Muñoz  Noviembre 07, 2019  942  3 comentarios
El obstáculo es el Presidente
Mentir, dilatar, prometer, embaucar, enredar…son los verbos que acostumbra utilizar cada vez que requiere decir ‘no’ sin necesidad de expresarlo directamente. Parece que todavía no es consciente de cuán peligrosa está la situación


La opinión mayoritaria en las cofradías políticas, organizaciones sociales, gremiales, sindicales y estudiantiles, apunta a la elaboración de una nueva carta magna que, esta vez al menos, cuente con la participación de los ciudadanos  a través de mecanismos que no sean los que actualmente existen, ya que hacia estos se dirigen también las críticas de millones de chilenos que continúan movilizados manifestándose en las calles de ciudades y pueblos del país.

De manera groseramente ostensible, el gobierno ha apostado a la teoría del ’desgaste’ de las movilizaciones, y con la ayuda de un repudiable inmovilismo del poder legislativo bien podría acertar esta vez, ya que las marchas y protestas (pacíficas o no) cuando se reiteran casi diariamente tienden a derivar en rutinas, con lo cual todo resulta de antemano conocido respecto de lo que ocurrirá en cada manifestación.

Si prontamente no aparece un liderazgo consensuado que aglutine y dirija a las organizaciones sociales, progresivamente el movimiento irá perdiendo adhesión. Exactamente a ello apuestan en La Moneda, cuyos moradores desean que la actual situación de caos e ingobernabilidad pueda resolverse de una sola forma: “dialogando, acordando, ”, con las tiendas partidistas que conforman los dos principales bloques políticos,  cuyos dirigentes llevan demasiadas velas en este entierro, pues también son responsables de la depredación y expoliación del país.

A estas alturas de la situación de protestas y caos, de saqueos y de violencia desmedida (donde las fuerzas policiales se han esmerado en ganar el concurso de brutalidad), cuando existe una mayoritaria opinión respecto de los pasos que deberían darse para poner coto a una larga saga de desigualdades, injusticias y explotación, el presidente de la república -único personaje de esta historia que tiene el poder para hacerlo- se obstina en continuar al interior de una burbuja que confunde con la realidad. Es la comodidad del nido que aquí está representado por la banca y las finanzas. Gobernar para la comunidad de un país desde el propio nicho (con las leyes e intereses de ese nicho), abrirá siempre los caminos rumbo al fracaso. La Historia lo ha demostrado una y cien veces, sea la izquierda o la derecha quien descanse en el nicho de marras.

Sebastián Piñera se niega a dar crédito e importancia a lo que ha estado acaeciendo en Chile en las últimas cuatro semanas. Continúa actuando como lo que su ego le aconseja. Ser el patrón, el CEO, el amo absoluto de esta nación, y  esa arrogancia –la cual, más que una característica es una enfermedad- la han sufrido incluso algunos de sus asesores, a quienes escucha poco y nada ya que deben hacer lo que él quiere que realicen. Sus ministros tampoco tienen autonomía de vuelo en las diferentes reparticiones que ocupan. Al interior del Poder Ejecutivo existe una especie de dictadura, o tal vez de monarquía absoluta, donde todo debe ser consultado con el presidente, y nada puede hacerse sin su visto bueno…o mejor aún, sin poner en práctica las ideas que el mandatario tiene para cada evento. 

Por ello, los errores y las maquinaciones pro capitalistas del gobierno que cotidianamente conoce la opinión pública, son de exclusiva responsabilidad de don Sebastián. Las engañifas, mentirijillas, trucos burdos y letra chica, también. Si alguien se está esmerando en dilatar las respuestas a las demandas de millones de chilenos, es él, ya que nadie más que él pone todas las fichas en el cuadro del tablero donde se lee la palabra  “Desgaste”.

Mentir, dilatar, prometer, embaucar, enredar…son los verbos que acostumbra utilizar cada vez que requiere decir ‘no’ sin necesidad de expresarlo directamente. Desde el nicho instalado en su burbuja, continúa trabajando a toda máquina para beneficiar a quienes considera sus pares y mejores compatriotas. Los empresarios, banqueros y especuladores financieros. Como si fuese un patrón que no siente respeto por sus trabajadores, a quienes considera material desechable y reemplazable, se obstina en exigirles que realicen sin chistar lo que él señala y que, además, le feliciten por ello.

Parece que todavía no es consciente de cuán peligrosa está la situación. Confía en manejarla mediante la entrega de nuevas promesas, de inasibles promesas, y de regalar un dulcecito con el cual cree poner fin a la ira que el pueblo viene acumulando desde hace décadas.

Se equivoca de plano al intentar un mejoramiento de la realidad actual mediante reuniones con dirigentes políticos tan cuestionados como él. Se niega a instalar una mesa de trabajo invitando a quienes dirigen las organizaciones sociales, gremiales y sindicales  que tienen  credibilidad y que representan en gran medida las aspiraciones, dolores e impetraciones de la gente. Con ellas el país podría conseguir la paz, la cordura, la justicia social y la igualdad de oportunidades. No lo hace porque sabe que obligaría a sus poderosos asociados a regalar los relojes para no perder las manos.

Entonces, a las apuradas –como siempre-, acusando a todos los demás de ser los responsables de los acontecimientos que tienen a Chile al borde de un ataque de nervios, no encuentra mejor forma de ‘aplacar las iras populares’ que lanzando (a las apuradas también…y como siempre, otra vez)  proyectos de gran floripondio que en honor a la estricta verdad van en busca de castigar más y más quienes manifiestan descontento. Para ello cita al Cosena (Consejo de Seguridad Nacional) y mantiene en estado de alerta a las fuerzas armadas. Coetáneamente, se permite decir que “ninguna agenda (social) será suficiente para aquellos que no quieren ninguna solución”…soslayando interesadamente que la solución propuesta por él no es sino más de lo mismo, continuar (tal vez maquillado y perfumado) con lo que durante cuatro décadas ahoga al pueblo.

Lo dicho, hoy, el mayor obstáculo (y quizás el único) para alcanzar acuerdos que sean beneficiosos para todos y que devuelvan la paz y la tranquilidad a la sociedad civil, se llama Sebastián Piñera Echeñique.   

 Por Arturo Alejandro Muñoz

Sunday, October 27, 2019

18 millones de "vándalos" exigen asamblea constituyente

By Manuel Cabieses Donoso  Octubre 25, 2019  1071  0
18 millones de "vándalos" exigen asamblea constituyente
La casta política de Chile se aferra al poder y apela a un escandaloso y llorón strip tease que pone al desnudo los privilegios que hasta hace una semana consideraba derechos intocables. Sus lágrimas de cocodrilo se derraman a raudales en los matinales de la tele en un esfuerzo de convencer que “hemos oído la voz del pueblo”.


La conmovedora –pero tardía- generosidad de la elite intenta aplacar la rebelión a través de la farandulización de la crisis social. Sin embargo la protesta no cede ante el halago ni se somete a la brutal represión que ya registra 20 muertos, más de 300 heridos, 2 mil detenidos y un número indeterminado de personas desaparecidas.


Los administradores del Estado no terminan de admitir que carecen de legitimidad para establecer un diálogo con la rebeldía popular. Sus medidas coercitivas, en tanto, se sitúan en el terreno de la violación de los derechos humanos y suscitan más repudio al gobierno, la policía y las Fuerzas Armadas.


La insurrección no reconoce la autoridad del gobierno ni del Congreso porque no representan la soberanía del pueblo. Son producto del modelo que la calle repudia. La “clase política” representa (¿representaba?) solo al 40% de los ciudadanos. La abstención electoral –mensaje silencioso de esta crisis que los partidos no supieron oír-, constituye la mayoría que está en la calle. A esta se han sumado vastos sectores que se han sacudido de la tutela de partidos y capillas ideológicas.


En diciembre del 2017 Piñera fue elegido con 3 millones 800 mil votos… de un padrón electoral de más de 14 millones. Asumió la presidencia representando a una fracción minoritaria de ciudadanos, y en menos de dos años su respaldo se ha convertido en sal y agua.


La representatividad del Parlamento es todavía menor. Caso paradigmático es una senadora -Carmen Gloria Aravena Avendaño- elegida por 4.200 votos, o sea el 1,2% de su circunscripción, ya reducida por la abstención. El presidente del Senado, Jaime Quintana –segunda autoridad del Estado, representa solo al 10,2% de electores de su región. El presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores, a su turno, fue elegido con apenas el 9,5% de los votos.


En el plano municipal la situación es aún peor. En la elección de alcaldes y concejales del 2016, la abstención alcanzó al 65%. Hay alcaldes que “representan” menos del 10% del electorado -ya reducido por la abstención- de sus comunas.


Esta “democracia” jibarizada y por tanto vacía de contenido, explica por qué la rebeldía no acepta la autoridad de instituciones moralmente inexistentes, ni reconoce como interlocutores a los administradores de esos fantasmales vestigios de institucionalidad. Los amagos de sectores políticos para desviar el torrente popular hacia molinos partidarios, no han logrado ningún resultado.


La criminalización de la crisis por parte del gobierno y los medios de comunicación, no ha conseguido mellar la fuerza moral del movimiento que sigue expresándose masiva y pacíficamente. Esta verdadera insurrección desarmada demuestra una vigorosa creatividad cultural y artística. Incluso hace gala de ingeniosas expresiones de humor en las redes sociales. Los actos de vandalismo que se le atribuyen –de un origen tan sospechoso como los incendios del Metro y supermercados- son por completo ajenos al espíritu que anima a las marchas y caceroleos masivos en que participan familias completas de sectores sociales muy diversos, hermanados en un rechazo frontal a los abusos del neoliberalismo. Las acciones de vandalismo que han ocurrido traen a la memoria la explosión social del 2 y 3 de abril de 1957. La policía puso en libertad y azuzó a centenares de delincuentes para que destrozaran y saquearan bienes públicos y negocios privados en Santiago y Valparaíso. Los atentados incendiarios de esta semana afectan más al pueblo que a los propietarios de los negocios saqueados e incendiados. La cadena norteamericana Walmart, de los supermercados Líder, y el grupo Solari Falabella, de Sodimac, no perderán un centavo. Tienen seguros a todo evento que los protegen contra robos, saqueos, incendios, atentados terroristas, catástrofes naturales, etc. Los elevados costos de esos seguros tampoco los pagan esas empresas pues los trasladan a los precios y tarifas que cobran a los consumidores y usuarios.


 Millones de “vándalos” han convertido a Chile en una plaza fuerte de la lucha contra la injusticia, la desigualdad y la inequidad. Los “vándalos” rechazan la violencia delincuencial contra pequeños y medianos comerciantes. Los “vándalos”, en cambio, se movilizan por un cambio radical del modelo económico y social sobre el cual se levantan las instituciones del Estado. Está en curso un cambio cultural de la conducta social cuya victoria permitiría derribar las barreras de la desigualdad y la discriminación. Asimismo se abre paso una demanda capaz de centralizar el conjunto de aspiraciones populares y atacar la raíz del conflicto. Va surgiendo con fuerza la imperiosa necesidad de convocar a una Asamblea Constituyente. Esa vía pacífica y democrática permitiría a Chile dotarse de una Constitución que genere nuevas instituciones y leyes para construir una sociedad diferente.


MANUEL CABIESES DONOSO
Octubre 2019

Sunday, September 29, 2019

Greta: los efectos y sus causas



By Atilio Borón  Septiembre 29, 2019  52  0
Greta ThunbergGreta ThunbergGetty Images
La conmovedora defensa del medio ambiente y la denuncia de los estragos producidos por el cambio climático hecha por Greta Thunberg así como su durísima crítica a la dirigencia política mundial, esa que por su ineptitud, inconsciencia o corrupción ha defraudado a los niños y jóvenes al dejar como herencia un medio ambiente contaminado, semidestruido (y, para muchas especies, invivible), adquirió en tiempos recientes una resonancia verdaderamente excepcional.
Esto provocó la respuesta o la repulsa de personajes tan siniestros como Donald Trump o Jair Bolsonaro, para mencionar apenas a los más notorios, así como de otros bufones y paniaguados de la derecha y el imperialismo cuyo oficio es reproducir las barbaridades de sus jefes y alabarlos sin cesar. Pero las burlas y los sarcasmos de aquellos homínidos lejos de desmerecer la crítica de la jovencita sueca no hicieron sino ratificar la verdad y la justicia de la causa que Greta defiende con tanto ardor.
Claro está que sus planteamientos serían mucho más sólidos si tomaran en cuenta lo que una vez sentenciara Chico Mendes -el recolector de caucho, ambientalista y sindicalista brasileño asesinado en 1988 por quienes hoy incendian la Amazonía- cuando dijo que “la ecología sin lucha social, es solo jardinería.” En otras palabras, la defensa del medio ambiente y la denuncia del cambio climático y sus estragos requiere atacar las causas del holocausto ecológico en marcha. El origen de esta tragedia no puede atribuirse a “los hombres” o al “género humano” y su maldad o inconsciencia sino que se encuentra en la esencia misma del capitalismo, un régimen de producción que incesante e inexorablemente trata a mujeres, hombres y la naturaleza como simples mercancías sólo merecedoras de ser cuidadas y preservadas en la medida en que sean fuentes de ganancias. Por consiguiente, sería importantísimo que los jóvenes que se nuclean tras el liderazgo de Greta sepan que su lucha estará destinada al fracaso en la medida en que se limiten a combatir los efectos predatorios del capitalismo en el medio ambiente (y en la sociedad) y no se lancen, con el mismo ardor, a luchar contra el origen o las causas del desastre ambiental que no es otro que el capitalismo. Mientras este subsista, mientras la dinámica de la acumulación siga su carrera hacia el abismo y la barbarie, el deterioro ecológico seguirá su marcha hasta su cataclísmico final. Por eso hay que acabar con el capitalismo antes de que éste haga lo propio con la naturaleza y la humanidad. Ojalá Greta y los millones de jóvenes que la siguen en todo el mundo comprendan este mensaje.

ATILIO BORÓN

Wednesday, September 25, 2019

Una niña llamada Greta




Me entristece pensar que una joven niña tenga que estar moviendo este mundo para dejar de contaminar, más si esa niña ve al mundo desde una perspectiva tan diferente a la nuestra, ella ve desde más adentro, desde el autismo asperger.

Sería genial que todos los niños y jóvenes del mundo se integren al viernes climático, con carteles en contra de las autoridades administrativas de los parlamentos que se venden en lobbies de empresas contaminantes que en la televisión hablan de la protección al medio ambiente y en diversos pueblos envenenan a diario a la comunidad, engañando a los habitantes con cursos de cultivos sanos, talleres de arte y de micro empresas de mermeladas por ejemplo. Es lo que sucede en Chile todos los días. Ojalá los niños y niñas chilenas se integren a esta acción de protesta, se integren de alguna manera.

Ojalá cuando ella venga a Chile los niños chilenos lleven carteles como ella lo ha hecho. Ojalá lleven carteles con las caras de los dirigentes ambientalistas  asesinados en Chile en los últimos años. Ojalá pudieran ir los hijos de esos ejecutados políticos de la actualidad, junto a otros adultos del futuro a decirle a esta niña, "estamos contigo y en contra de los asesinos de la naturaleza y de la humanidad".


_____________________________________
______________________________